Debemos preguntamos ” ¿Qué hacer después de una cirugía bariátrica endoscópica”?
¿Cuáles son los aspectos del postoperatorio mediante la técnica OverstitchApolloEndosurgery y que el paciente debe prestar especial atención?
¿Cuáles son los protocolos postoperatorios específicos y lo que sucede después de la intervención endoscópica mediante el seguimiento médico-nutricional-psicológico?

MÉDICO
El curso postoperatorio comienza con el regreso del paciente a su domicilio porque en esta técnica al no haber cirugía la recuperación es mucho más rápida.
Es la primera fase de la ruta de recuperación: de hecho, es muy importante que el paciente intente volver a la vida normal y esto reduce tanto el riesgo de complicaciones como el tiempo de convalecencia.
La estadía en el hospital después de la intervención endoscópica es de unas pocas horas, es decir una estancia hospitalaria muy baja, en promedio de solo 24 horas como máximo.

Las intervenciones quirúrgicas normales, a más de las complicaciones y riesgos que conllevan, incluso cuando son laparoscópicas, generalmente requieren algunos días más o incluso en la UVI.

En cuanto a los alimentos varía según el tipo de intervención y la obesidad del paciente, por ello será decisiva la asistencia de un experto nutricionista, que estudia el caso específico y define un plan de rehabilitación apropiado y personalizado.

NUTRICIONAL
La nutricionista asignada a cada paciente deberá asegurarse de que el paciente esté bien informado acerca de cómo debe cambiar su enfoque de los alimentos a corto y largo plazo.
Es importante saber que el cambio de hábitos no consiste en “estar a dieta” el tiempo del tratamiento y después volver a la alimentación anterior.
Si el paciente no cumple las normas y las indicaciones terapéuticas y regresa a los viejos hábitos y regímenes alimentarios no saludables no solo pondrá en peligro el efecto beneficioso de la intervención endoscópica, sino que producirá un empeoramiento dramático de la condición del de salud del paciente.
Ofrecemos las herramientas adecuadas para que cada paciente olvide el concepto de “estar a dieta”, ya que se relaciona a una etapa con un inicio y un fin, y puedan cambiar sus hábitos alimentarios que duren siempre.
Inmediatamente después de la operación, el paciente tendrá que limitarse a seguir una dieta líquida y semilíquida. Gradualmente, durante los próximos dos-tres meses, puede comenzar a tomar alimentos blandos y posteriormente sólidos para conseguir la “fibrosis” de los puntos de la cirugía endoscópica.
El protocolo en estos primeros meses se adapta a cada paciente. Acercándolo lo más posible a las apetencias y necesidades de cada uno.

El volumen de las comidas debe ser limitado y los líquidos deben tomarse en momentos separados para evitar los vómitos y las náuseas. El paciente tendrá que acostumbrarse a comer lentamente y masticar bien la comida: el estómago y, en general, todo el aparato digestivo estará bajo estrés y será importante no pesarlo demasiado y no causar otras molestias, por lo que es recomendable consumir la comida en 20-30 minutos.
Los primeros meses son cruciales tras la cirugía endoscópica. Serán estos los que nos aseguren el éxito de la intervención a largo plazo.

Después de los 2-3 primeros meses, el paciente volverá a una alimentación de textura normal. Consistiendo en una alimentación variada, equilibrada y adaptada a los horarios, apetencias y vida diaria de cada uno.
Todas las pautas y dietas prescritas por el nutricionista, serán individualizadas y adaptadas a cada uno de los pacientes.

PSICOLÓGICOS
El paciente antes, durante y de mayor importancia en el tratamiento, seguirá siendo asistido por el equipo de especialistas, lo que llamamos TRATAMIENTO TRIPLE que han seguido todo el proceso: los chequeos periódicos tendrán que ser monitoreados constantemente en el resultado de la operación y la consolidación de los resultados.
Estas visitas se repetirán quincenalmente, no solo para comprobar que no haya complicaciones tardías (aunque sean extremadamente raras), sino también para mantener viva la atención del paciente sobre su estado de salud.

Trabajar el cambio de hábitos, eliminando aquellos que son nocivos por aprendizajes inadecuados o por el estilo de vida presente (estrés laboral, nacimiento de hijos…), así como conseguir aumentar el autocontrol para ser capaces de reducir formas de comer vinculadas a nuestros estados de ánimo, serán dos objetivos fundamentales del abordaje psicológico.

Por este motivo, la asistencia de un psicólogo experto también será fundamental, que trabaja para mantener alto el estado de vigilancia del paciente: incluso cuando el aspecto más debilitante de la patología se ha resuelto con la pérdida de peso, el sujeto obeso debe mantener una atención constante a su estado de salud y una dieta correcta.
El seguimiento postoperatorio se lleva a cabo en 14 meses posteriores a la intervención, y el paciente debe seguirse cuidadosamente incluso durante la fase de recuperación y mantenimiento, para no estropear los conocimientos y esfuerzos conseguidos.

El equipo multidisciplinario de LA UNIDAD DE TRATAMIENTO INTEGRAL, ENDOCÓPICO-BARIÁTRICO DE LA OBESIDAD de forma conjunta con los diversos GRUPOS TERAPÉUTICOS DE OBESIDAD

APOLLO OVERSTITCH - METHODE

APOLLO OVERSTITCH – METHODE
Endoscopische Gastric Sleeve
(Vertical Banded Restrictieve Gastroplastie, Endo Sleeve Apollo Endochirurgie)

en Alicante, Murcia-Cartagena y Valencia compuesto por el Dr. Víctor Toledo-Pimentel altamente especializado en esta técnica, junto a sus expertos colaboradores en Psicología y en Nutrición Alimentaria podrán ayudar a sus pacientes en todos los aspectos más delicados del tratamiento, asegurando así los resultados deseados.

Dr. Toledo-Pimentel
www.toledopimentel.es
Especialista en Aparato Digestivo
Endoscopia Digestiva- Terapéutica Endoscópica y Bariátrica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *